Crónica Sesión IX (24-10-14)

 

_MG_0115

El pasado día veinticuatro, a las diez de la noche de un viernes de octubre inusualmente caluroso, se celebró la novena entrega de Cortopatía, que llenó hasta la bandera la sala seis de los Cines Dreams Palacio de Hielo, demostrando que la capacidad de convocatoria de este evento es cada vez mayor.

Aunque esta vez no pudimos disfrutar de las ocurrencias de Pau Blanch, su lugar fue ocupado por Cristina Irala, quien solventó la papeleta con notable soltura, demostrando un saber hacer considerable.

Los cortometrajes que se vieron en la sesión fueron cinco: tres a concurso y dos fuera de concurso, entre los cuales se incluía un “corto a traición”.

Sin más dilación, pasemos a hablar un poco de los cortos proyectados en Cortopatía IX.


 LA ILUSIÓN

la-ilusion-cortometrajeLa pieza realizada por el zamorano Miguel Rodríguez Bollon fue lo primero a lo que pudimos hincarle el diente esa noche.

Su corto, un falso documental que versa sobre un aparentemente respetable padre de familia, el cual oculta un secreto de  corte sexual (que no revelaremos aquí para evitar hacer spoiler a aquellos que aún no hayan visto este film), realizado con medios reducidos, destaca por el atrevimiento y naturalidad con los que trata el secreto de su entrañable protagonista, evitando moralismos baratos de tipo alguno.

Un cortometraje entretenido que toca un tema potencialmente polémico (e inédito en el cortometrajismo español) con una ligereza refrescante.

 


 ABSOLUTAMENTE PERSONAL

absolutamente-personal-cortometrajeLo siguiente en verse fue el corto dirigido por Julián Merino, del cual se había podido disfrutar en Cortópolis X.

Su película corta, ambientada en unas frías oficinas, trata sobre la dinámica que se establece entre una trabajadora y su jefe cuando ésta se retrasa considerablemente, teniendo que explicarse a través de una serie de asépticos mensajes entre ordenadores.

Lo que en principio parece un desapasionado intercambio de preguntas y respuestas, pronto se revela como una situación cargada de tensión bajo la que subyacen razones absolutamente personales (como el título del corto deja bien claro).

Destaquemos el juego visual de los mensajes en pantalla, el trabajo interpretativo carente de diálogo de la pareja protagonista (que incluye a un cínico Fernando Guillén Cuervo) y su sorprendente final, que aporta un plus de negrura al material digno de mención.

Un corto digno de ganar el Premio Goya al mejor cortometraje de ficción, para el cual está nominado.

Esperemos que su director se lleve el cabezón a casa. “Absolutamente personal” se lo merece.


DUPLICITY

duplicity-cortometrajeSeguidamente vimos la pieza realizada por John Reck, que se centra en las turbias relaciones de dos hermanos gemelos y sus parejas amorosas, las cuales se irán oscureciendo progresivamente, especialmente en lo tocante a los aspectos sexuales.

Un material desafiante y complejo que estudia los laberintos interiores de sus personajes, creando desasosiego en el espectador gracias a su cuidada iluminación, un atmosférico uso de la banda sonora y una narrativa quebrada que juega con varias líneas temporales a la vez, la cual, pese a ser tal vez un tanto opaca, no hace sino aumentar el interés y el misterio de un corto que invita a ser revisionado de manera continuada para descifrar sus claves más profundas.

 


 

THE DREAMPLAYER

the-dreamplayerEl cortometraje de Curro Royo, que vino inmediatamente después, nos narra la historia de una habitante de Nueva York con problemas de sueño cuyo origen parece relacionado con el edificio en el que vive y una niña enferma del mismo.

La pieza juega con el mundo de los sueños (que tanto juego ha dado y dará en el cine), el cual se coloca en primer término, permitiendo que su realizador nos ofrezca una gran cantidad de imágenes oníricas cargadas de simbolismo.

Un film que da la sensación de tener mucho más que ofrecernos (su creador aclaró que existe una versión de su idea pensada para convertirse en largometraje).

Destaquemos, al igual que en “Duplicity”, su atmósfera, con un gran trabajo fotográfico y una ambientación neoyorquina conseguida con la ayuda de efectos digitales.

Suponemos que agradó sobremanera al respetable, pues se llevó a casa el Premio del Público de esta edición.


.SUB

sub-cortoLo último de la noche fue un corto a traición que ha sido visionado en numerosos festivales.

El film dirigido por Jossie Malis Álvarez nos expone las desventuras de una inmigrante africana en una ciudad europea que trata de conseguir la capacidad de expresarse mediante subtítulos en pantalla para así alcanzar el empleo que tanto necesita.

El desarrollo de los acontecimientos resulta interesante por chocante, inesperado y divertidamente metalingüístico.

Un corto tremendamente original, escrito con ingenio y que no descuida los las lecturas sociales de la historia. Desde la humilde opinión del aquí firmante, uno de los cortometrajes más interesantes que se hayan visto en los últimos dos años.

Y así finalizó la velada: con una sala repleta a rebosar de espectadores, gran participación de los mismos en la sesión de preguntas que vino después y la sensación de que este festival no hace sino ir a mejor.

Veremos.

Anuncios

Un comentario en “Crónica Sesión IX (24-10-14)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s