Crónica Sesión XI

El viernes 13 de marzo, a las ocho y media de la tarde, regresó por fin al Dreams Palacio de Hielo el festival Cortopatía, cuya décima edición se celebró en diciembre de 2014.

Como siempre, Pau Blanch ofició de maestro de ceremonias, preparando al abundante público que llenó la sala diez hasta la bandera para ver cortometrajes.

Sin más dilación, hablemos de ellos.


 

cold-cortometrajeCOLD

La pieza realizada por Iván Martín Ruedas sirvió para abrir la noche.

Su corto, que adapta el relato “Encender una hoguera” de Jack London, cuenta una minimalista historia de supervivencia en la que un hombre solo se enfrenta contra los crueles elementos naturales de Alaska.

Todo ello dominado por una voz en off anglosajona procedente del relato que origina el corto.

A destacar especialmente los exteriores utilizados en el film, que convierten convincentemente Huesca en Alaska.

Un buen comienzo de proyección.


 

jo-cortometraje¡JO!

Lo siguiente que pudo verse fue el cortometraje dirigido por Aitor Sánchez.

Su película corta, rodada con medios bastante ajustados, nos habla de una cena aparentemente idílica entre una pareja joven que acaba de conocerse, la cual oculta una fea sorpresa para uno de ellos (que no revelaré). Un corto sencillo y directo cuyo twist final da sentido e ironía a lo que vemos.

Un material bastante agradable que se ve con gusto.

 

 


 

bienvenidos-al-fin-del-mundo-cortometrajeBIENVENIDOS AL FIN DEL MUNDO

Inmediatamente después vino la película en formato corto de Manu Carbajo, que habla nada más y nada menos que sobre el fin del mundo como lo conocemos.

Lo que se nos narra son tres historias que suceden en esa noche tan señalada, todas ellas con personajes que se comunican de manera anormal con seres en situaciones igualmente anormales.

Se trata de un corto que parece buscar el impacto a toda costa. No está claro si lo consigue, pero aún así resulta, como mínimo, harto descolocante.

 


 

sajara-cortometrajeSÁJARA

Seguidamente visionamos el cortometraje de Juanan Martínez, una comedia de personajes que versa sobre la incómoda situación que se produce cuando la hija adolescente de una pareja de mediana edad aparece en casa con su novio y se lanza a preguntar a sus padres sobre qué hacer y cómo en la que va a ser su “primera vez”.

La conversación que se da entre padres, hija y novio adopta una dinámica en la que se tratan con humor aspectos como lo que creemos saber sobre la sexualidad y los tabúes.

Una pieza que provocó numerosas carcajadas en los allí presentes, que no dudaron en otorgarle el Premio del Público.


 

virgenes-cortometrajeVÍRGENES

El quinto corto de la noche, dirigido por Asier Aizpuru, se trata de una love story ambientada en un prostíbulo de carretera en la que una prostituta latinoamericana se enamora de un joven e ingenuo cliente.

Todo ello aderezado con alegres secuencias musicales, que contrastan fuertemente con la sordidez de fondo de lo que se nos está narrando.

Una material atrevido y desprejuiciado que tal vez no sea completamente redondo, pero cuya osadía en términos tonales es más que digna de halago.

Refrescante.


POR NO MORIR NADA MÁS VERNOS

El penúltimo short film de la velada, creado por Carlos Crespo, nos cuenta qué ocurre cuando una joven pareja sufre un inesperado y súbito apagón en su casa.

La situación, que saca a los protagonistas de la historia de su zona de confort, sirve para que éstos reevalúen su relación, que parece haberse ido degradando lentamente hasta un punto en el que quizá ya no pueda arreglarse.

Un corto sin excesos dramáticos, que se toma el tiempo necesario para contar aquello que quiere contar y en el que se percibe un gran poso de verdad.


Thalion-cortometrajeTHALION LTD.

El esperado cortometraje de Diego Arjona fue el que cerró la undécima edición de Cortopatía.

“Thalion LTD” narra una historia de ciencia ficción con toques de action movie ochentera (la influencia de “Depredador” o John Carpenter se siente claramente) rodada en inglés y con clara vocación internacional.

Pese a lo limitado del budget,  la pieza permite que se intuya un mundo mayor, que posiblemente dé paso en el futuro a una serie o largometraje, para los que este corto sirve como suerte de atractivo teaser.

De cualquier modo, el film es un interesante cambio de registro para Arjona (que hasta ahora se había centrado en la comedia) al que además hemos de agradecerle el enorme esfuerzo de levantar algo así en una cinematografía que suela dejar a la CI-FI a un lado.

Un gran modo de terminar la velada.

Y así acabó Cortopatía XI: con una velada que se hizo corta (al menos para un servidor), un aforo imponente y buenas sensaciones en general.

Esperemos que no haya que esperar muchos meses hasta que llegue la duodécima sesión de este festival…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s